Novedades

Los principales componentes de la fruta son:

Principales componentes de la fruta

  • Agua: Es el principal componente de la fruta.Aproximadamente por cada 100 gramos de fruta, consumimos 80 a 90 gramos de agua. Por lo tanto comer fruta, desde un punto de vista de hidratación, es casi como beber agua. Sin embargo, en caso de ciertos regimenes alimenticios se debe tener en cuenta su contenido de azúcar.
  • Hidratos de carbono: la fructosa es el azúcar de la fruta. Como la fructosa es un monosacárido, el organismo la absorbe y asimila rápidamente. Por eso decimos que las frutas son una fuente de energía instantánea. Los hidratos también están presentes glucosa y la sacarosa.
  • Fibra vegatal: Cada 100 gramos de fruta suponen consumir alrededor de 2 gramos de fibra.La pectina, un tipo de fibra altamente beneficiosa para el organismo, es la que se encuentra mayoritariamente en las frutas.
  • Sales minerales:el consumo de frutas de manera diaria ayuda a regular el equilibrio mineral en el organismo. Contienen un alto nivel de potasio y baja cantidad de sodio. También aportanmagnesio y algunas calcio.
  • Ácidos orgánicos y aromas: esos ácidos son normalmente tolerados por nuestro organismo, excepto en situaciones especiales donde debemos recurrir a aquellas frutas con bajo contenido de ácidos orgánicos.
  • Vitaminas:las frutas nos aportan grandes cantidades de vitaminas, ya que son especialmente ricas en betacarotenos, poderosos antioxidantes que nos protegen las mucosas y la piel.

¿Fruta mejor con piel o sin piel?

Salvo que la piel te resulte áspera o desagradable, no hay duda que comer la piel de una fruta (sobretodo dependiendo del tipo de fruta, claro), será mucho más beneficioso que no consumirla.

Ello se debe principalmente a que la piel es a su vez una importante fuente de fibra o vitaminas, por lo que la propiedad nutricional de la pieza de fruta en cuestión será aún mayor una vez la hemos consumido.

En cualquier caso, y dado que la mayoría de las frutas han sido tratadas con productos que las protegen contra plagas y enfermedades, la fruta debe ser previamente lavada muy bien antes de ser consumida.

¿La fruta antes o después de comer?

Lo más adecuado es comer fruta antes de las comidas.

¿Por qué comer la fruta antes de las comidas?

  • Aporta saciedad: gracias a su alto contenido en fibra, comer fruta antes de las comidas ayudará a saciar nuestro apetito, lo que a su vez nos evitará una ingesta posterior excesiva de comida.
  • Recomendable para evitar molestias digestivas: cuando las frutas se comen luego de la comida es más probable que se produzca una fermentación de los azúcares y que nuestro estómago no sea capaz de digerirlas correctamente, lo que a su vez genera molestias digestivas (tales como hinchazón, gases y dolor estomacal).
  • Ayuda a hacer mejor la digestión: la fruta es rica en sustancias ácidas capaces de estimular las secreciones de nuestro estómago, lo que a su vez ayuda a hacer bien la digestión.

Leer más

Por Fruta Saludable
¿Por qué debemos comer frutas?

Las frutas nos aportan vitaminas y minerales para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo, su consumo es importante porque eliminan toxinas, nos mantienen hidratados, contienen gran cantidad de vitaminas, nos ayudan a reducir, combatir y prevenir  enfermedades como el cáncer, la diabetes, obesidad, colesterol y otras muchas más.

¿Qué beneficios nos aporta consumir frutas?

  • Aportan una variedad y cantidad de vitaminas y minerales; principalmente vitamina C
  • Hidratan el organismo rapidamente.
  • Ayudan al correcto funcionamiento del aparato digestivo.
  • Facilita el drenaje de líquidos, al ser diuréticas y depuradoras del organismo.
  • Aportan fibras vegetales solubles
  • No aportan grasas (excepto los frutos secos, olivas, aguacates y cocos que aportan aceites beneficiosos para el organismo).
  • Aportan vitaminas antioxidantes naturales.

La vitamina que más abunda en las frutas es la C, y lo que es importante de esta vitamina, es que nuestro organismo no la sintetiza, por eso la alimentación debe proveerla.

La cantidad de vitamina C en la fruta es muy variada, siendo los kiwis, las fresas, las frambuesas y los cítricos quienes gozan de mayor contenido.

La vitamina C tiene un alto poder antioxidante, con lo que se convierte en protectora de los tejidos y células de nuestro organismo.

La vitamina C, debe reponerse día a día a través de alimentos, puesto que no se acumula en el organismo, y su exceso es eliminado en la orina.

También se destruye muy fácilmente, por altas temperaturas, cocción, aire y luz. Por eso lo mejor es consumir frutas crudas para así asegurarnos la ingesta máxima de vitaminas.

COMER FRUTA PREVIENE ENFERMEDADES: 

Obesidad: Las frutas, en general, poseen muy pocas calorías y mucha fibra. Esto permite que el cuerpo se sacie con más facilidad sin que tenga que ingerir otros alimentos más calóricos. La ingestión habitual de fruta es una buena manera de prevenir la obesidad.

Estreñimiento: La fruta, por su riqueza en fibras, facilita la expulsión de heces del intestino y previene el estreñimiento u otras enfermedades intestinales como la diverticulosis, esta última más habitual en la gente mayor.

Ataques de corazón: Las frutas y las verduras previenen la formación de coágulos en las arterias y fluidifican la sangre. Se ha comprobado como la ingestión habitual de estos alimentos reduce de un 20 a un 40 % las posibilidades de sufrir un problema vascular.

Hipertensión: El consumo habitual de fruta y verdura, combinado con una dieta baja en grasas, disminuye la presión arterial.

Cáncer: Estudios recientes han demostrado que la fruta es rica en componentes antioxidantes capaces de eliminar los radicales libres, unas partículas que son las responsables de la aparición de muchas enfermedades degenerativas, entre las que se encuentra el cáncer.

Leer más

Por Fruta Saludable
Beneficios y propiedades de las frutas

Como podrás imaginar, es cierto que cada fruta tiene sus propias ventajas específicas, aunque este grupo de alimentos comparten unos determinados beneficios y propiedades generales que vienen a ser muy importantes para la salud:

 

  • Importancia en vitaminas
    Entre las vitaminas más importantes que podemos encontrar en muchas frutas, destacan la vitamina C, la provitamina A, nutrientes de acción antioxidante y el betacaroteno.
    Eso sí, en pequeñas proporciones también podemos encontrar algunas vitaminas del grupo B.

 

  • Ricas en minerales
    Las frutas también destacan por su alto contenido en minerales. Abunda por ejemplo el potasio, el cual es imprescindible para mantener un sistema nervioso sano.
    Contienen también magnesio, que ayuda a mejorar el funcionamiento intestinal.

 

  • Gran cantidad de fibra
    Las frutas contienen un elevado valor de saciedad porque contienen mucha fibra. Destaca en este caso la pectina, soluble en agua. Lo más recomendable es que las frutas no sean peladas, ya que la mayoría de la fibra la encontramos en las cáscaras.
  • Alto contenido en agua
    Las frutas, además de contener gran cantidad de fibra, vitaminas y minerales, destacan porque contienen una elevada proporción de agua, lo que les confiere un alto valor y poder depurativo.
    Además, ayuda  a desintoxicar el organismo, a la vez que junto con la fibra da sensación de saciedad, ayudando a controlar el apetito.
  • También contienen fitoquímicos
    Los fitoquímicos vienen a ser los pigmentos que le dan el color y el aroma a todas las frutas. Igualmente poseen propiedades y beneficios antioxidantes, que ayudan a retrasar el deterioro de los tejidos orgánicos, y previenen la aparición del cáncer a la vez que retrasan el envejecimiento.

Leer más

Por Fruta Saludable
Diez frutas que más beneficios pueden proporcionar

La sobremedicación es cada vez más común. Aunque no siempre es evitable, si puede prevenirse y reducirse mediante el consumo de ciertas frutas.

Una pastilla para la bajar tensión, otra para controlar el colesterol, otra para reducir el ácido úrico, otra para el dolor de cabeza… y como no, un protector gástrico siempre a mano. La sobremedicación es cada vez más común. Aunque no siempre es evitable, sobre todo si no se previene mediante hábitos de vida saludable, sí es posible, en muchas situaciones, reducir el exceso de fármacos que ingerimos. La fruta es uno de esos alimentos con propiedades curativas que pueden ayudarnos tanto en la fase preventiva como en la de tratamiento de ciertas dolencias. Cada una cuenta con sus propias características y beneficios medicinales, que es preciso conocer para variar la alimentación en función de nuestro estado de salud.

1. Cerezas: ácido úrico

Esta pequeña fruta rica en vitaminas A, B, C, E, K, además de ser una fuente de hierro, calcio, magnesio, potasio y azufre reporta numerosos beneficios para la salud. Contiene nutrientes esenciales que combaten las inflamaciones, las infecciones y hasta el cáncer. Esto último se debe a que, según recientes estudios, el ácido elágico y las quercetina que contienen las cerezas ayudan a frenar el crecimiento y la propagación de los tumores sin causar daños a las células sanas.

Su consumo regular permite reducir de manera significativa los niveles de ácido úrico, gracias a su alto contenido en antocianinas, por lo que previene la gota. Además, se han demostrado también sus beneficios para el corazón, el colon y otros órganos del cuerpo.

2. Kiwi: problemas respiratorios y colesterol

La mezcla de minerales, vitaminas y, sobre todo, fitonutrientes, hace de los kiwis un alimento protector contra las enfermedades respiratorias, además de las patologías cardiacas. Sus propiedades también son beneficiosas para mejorar la salud cardiovascular, regular la presión arterial y reducir los niveles de colesterol.

El kiwi está considerado un superalimento debido a su alto contenido en vitamina C, fibra, potasio y antioxidantes. Por tanto, para maximizar sus beneficios es recomendable consumirlo maduro, ya que así contará con mayores cantidades de antioxidantes, que mejoran sus efectos saludables.

3. Fresas: tensión

La ingesta de unas cinco o seis fresas al día es suficiente para cubrir la dosis diaria recomendada de vitamina C, lo que reducirá enormemente el riesgo de desarrollar distintos tipos de cáncer, como el de mama y estómago. Otro de sus beneficios es que ayudan a reducir la tensión arterial y garantizan la salud cardiovascular.

4. Arándanos: infecciones y diarreas

Estos saludables frutos representan una fuente inagotable de nutrientes esenciales y compuestos como los ácidos fenólicos y los flavonoides que estimulan el sistema inmune. Diversos estudios han señalado su capacidad para mejorar la resistencia contra los microorganismos que causan infecciones bacterianas o fúngicas. Debido a sus taninos, tiene propiedades antidiarréicas.

5. Granada: quemaduras solares y envejecimiento de la piel

Las semillas de esta fruta ayudan a proteger la dermis y la epidermis, mediante la regeneración de las células de la piel, por lo que están indicadas para tratar quemaduras solares e incluso para acelerar el ritmo de curación de una herida. Las granadas son muy nutritivas por lo que su consumo diario también ralentiza el envejecimiento de la piel, protegiendo contra las arrugas, las manchas causadas por el sol o los nocivos efectos de los rayos uva.

6. Sandía: accidentes cerebrovascualares

Refrescantes y nutritivas, las sandías también ofrecen beneficios para el cuidado de la piel, al igual que las granadas. Además, contiene un tipo de aminoácido que favorece la dilatación de los vasos sanguíneos, ayudando a reducir la tensión y previniendo los accidentes cerebrovasculares y ataques al corazón. Por otra parte, hay que señalar que son una excelente fuente de licopeno, un beneficioso antioxidante.

7. Pomelo: cáncer de pulmón

Una rica fuente de vitaminas, antioxidantes y flavonoides que ofrecen una protección natural contra el cáncer de pulmón, además de proteger la vista y la piel. El pomelo también es un alimento estrella en las dietas que permite reducir el peso de forma eficaz y sin castigar el organismo.

8. Papaya: molestias estomacales

Esta fruta tropical contiene papaína, un tipo de enzima proteolítica que ayuda a la buena digestión. Su alta cantidad de enzimas digestivas, la hace recomendable para las personas con trastornos pancreáticos y fibrosis quística, pues protege de las dolencias estomacales. Sus proteínas, tales como la papaína, reducen la inflamación y aceleran la curación de quemaduras y heridas.

9.Bayas de saúco: cogestión nasal, tos y gripe

Sus propiedades ofrecen beneficios para la salud en general, aunque particularmente son muy buenas para cuidar el sistema respiratorio. Desde hace siglos, las bayas de saúco han sido utilizadas para tratar la gripe, la tos o la congestión nasal. Por otra parte, sus efectos diuréticos ayudan a controlar el peso.

10. Piña: diversos tipos de cáncer

Cuenta con un alto contenido en bromelina, una enzima que ayuda a combatir las células cancerígenas y diversos tipos de infecciones. Asimismo, ayuda a metabolizar los alimentos, por lo que tiene propiedades diuréticas.

Leer más

Por Fruta Saludable
Abrir en WhatsApp
1
¿Necesitas Ayuda?
Chat Ventas
Hola! ¿En que puedo asesorarle?